Como colegio, apoyamos a nuestros/as estudiantes a pulir sus aptitudes y descubrir sus vocaciones. Estamos orgullosos de contar con ex alumnas destacadas en diferentes áreas, quienes han seguido su vocación, dejando su huella en nuestra sociedad y, por sobre todo, disfrutando lo que hacen día a día.

Mensualmente conoceremos a distintas «Saint John´s Lovers», quienes nos contarán qué les marcó en su paso por nuestro colegio. Hoy les presentamos a Paula Escobar, Constanza Araya y Ximena Quiroz.

 

PAULA ESCOBAR CHAVARRÍA, GENERACIÓN 1985.

Fue catalogada por la BBC como una de las 100 mujeres inspiradoras del año, en 2015, por su campaña en contra del photoshop en las revistas. Ha liderado proyectos que han recibido múltiples premios y el permanente reconocimiento de sus pares. Fue elegida Young Global Leader por el Foro Económico Mundial de Davos en 2006 y, desde 2019, forma parte del directorio de su Young Global Leader Foundation. Estos son sólo algunos de los reconocimientos que ha recibido Paula a lo largo de su carrera.

Esta mujer multifacética, se desempeña como Editora de Revistas de El Mercurio. Además, es fundadora y participante de distintos organismos, como ComunidadMujer. Es autora y co autora de diferentes libros, entre ellos “Yo Presidente/a”, para el cual entrevistó a los cinco últimos Presidentes chilenos. Su agenda termina de llenarse ya que, además, se dedica a hacer clases universitarias desde 1994.

Recordando el SJVA

«Creo que el colegio me marcó mucho, llegué a kínder a los cuatro años y egresé de cuarto medio a los 16. Además, mi mamá fue profesora allí, lo que siempre me llenó de orgullo. Si tengo que elegir las influencias más importantes, diría que algunos profesores fueron clave. Fernando Muñoz fue un gran profesor de historia de Chile, y un gran maestro y ser humano. Me enseñó rigor,  pensamiento propio, amor a la palabra escrita y la importancia de debatir con fundamentos y participar en clase activamente. Y María Eugenia Zelada, la entrenadora de Gimnasia Rítmica –pertenecí varios años a la selección del colegio- me enseñó la disciplina, el compromiso y las maravillosas posibilidades del movimiento y la danza. Por cierto me marcaron las amistades a los largo de los años, crecimos juntas».

¿Qué aspectos en tu formación crees que fueron claves para ser la mujer multifacética que eres hoy?

Creo que el  tener buenos profesores, un ambiente diverso y  una cierta sobriedad o austeridad que caracterizaba a nuestro colegio. Nada faltaba, pero nada sobraba tampoco. Creo que se valoraba el esfuerzo y los intereses múltiples que cada una podía tener. Había espacio y tiempo para eso. En mi caso, hacía muchas otras actividades, especialmente la danza, y había esa flexibilidad.

¿Te imaginaste alguna vez que llegarías a ser una mujer tan reconocida en tu área?

¡Muchas gracias por decirme eso! No me veo así, sino que como una mujer que ha trabajado mucho por desarrollar su vocación periodística, y a la vez, formar una familia maravillosa. Espero que para la generación de mis hijas y nietas sea más fácil.

¿Sigues conservando amistades del SJVA?

Sigo viendo a algunas compañeras, no todo lo seguido que quisiera, pero siento  complicidad y cariño cuando las veo. Me gusta mucho pasar por fuera del colegio y sentir que una parte importante de mi historia  está en ese patio.

 

CONSTANZA ARAYA PELLEGRIN, GENERACIÓN 2005

Estudió teatro en la Universidad Finis Terrae, desde el 2006 al 2009, convirtiéndose en actriz de cine, teatro y televisión. Su carrera televisiva se ha centrado en las teleseries de MEGA, debutando en 2015 con «Eres mi Tesoro», luego participó en «Te doy la Vida» y finalmente, representó a Antonieta, en «Perdona Nuestros Pecados». Ahora está grabando «Yo Soy Lorenzo», teleserie que transmitirá en el mismo canal.

La fama no opacó su cariño por nuestro colegio, pues hizo clases desde el 2011 hasta el 2017, a terceros y cuartos medios. Un año, también, aproximó al teatro a los niños y niñas de Pre-Kinder.

El colegio y el teatro

«El colegio fue un espacio en el que siempre desarrollé la creatividad con mucha libertad. Siempre lo sentí como un lugar en el que podía expresarme desde el lado artístico.

Había varias instancias para desarrollarse en ese ámbito: la velada artística, el taller de teatro, scout, la semana del colegio. De una u otra forma, como siempre fui bastante participativa en esas actividades, pude ir descubriendo que me acomodaba expresarme desde la actuación».

¿Qué o quién te marcó en el colegio?

Cuando te vas enfrentando a distintos grupos humanos, vas entendiendo que los lazos se desarrollan de diferentes formas. En ese sentido, creo que haber conformado un grupo de amigas que se sostiene de manera sólida hasta hoy es algo que me marca y que agradezco siempre.

¿Qué te motivó a volver a hacer clases al colegio?

Comencé a los 23 años a hacer clases, pero la verdad es que nunca me desprendí totalmente del colegio desde que salí el 2005, ya que fui jefa de scout hasta el 2010. Ser scout también tiene un lado bastante pedagógico, por lo que creo que los años de jefa me fueron preparando para enfrentar las clases.

Ser profesora del electivo de teatro fue una experiencia muy linda, creo que se convirtió en un espacio de revelaciones, donde cada año terminaba con una obra en donde más de alguna alumna sorprendió inesperadamente por sus cualidades actorales. En todo caso lo más interesante, más que el resultado, era el proceso. En Marzo partían algunas muy tímidas y luego, en Noviembre, las veías completamente empoderadas de un personaje y orgullosas de su trabajo.

 

XIMENA QUIROZ PETERS, GENERACIÓN 2003

Ha realizado diversas piezas audiovisuales, tanto en el ámbito cinematográfico y en el musical. Sin embargo, ha destacado por generar contenidos con lengua de señas, desde Pupa Studio Creativo, su productora de Contenidos Artísticos y Audiovisuales Accesibles. Actualmente está desarrollando, en co-producción internacional, la primera serie de ficción realizada completamente en Lengua de Signos Española y Lengua de Señas Chilena. En paralelo, está realizando su segundo largometraje documental titulado «Gerardo».

Algunas de sus obras han sido seleccionadas en reconocidos Festivales Internacionales de Cine, como el Festival Cinélatino de Toulouse-Francia, el Festival Internacional de Arte Sordo de Medellín-Colombia, entre otros. Además, participó en el programa de TVN «Nada te Detiene», donde su emprendimiento de «Servicios de Contenidos Audiovisuales Accesibles y de Accesibilidad Audiovisual» fue parte de los 100 proyectos seleccionados, de un total de más de 2.000 postulantes, quedando como semifinalista en la competencia. Si bien no ganaron, les dio la oportunidad de visibilizar su gran sueño, su convicción y su trabajo.

¿Qué recuerdo tienes del colegio?
Me acuerdo de muchas cosas. Del patio, los árboles, el verdor. Fue algo que me marcó. El espacio y la naturaleza que le rodeaba. Un lujo en medio de la urbe llena de cemento y contaminación. Colgarse de los árboles. Correr. Recuerdo a los y las profes, cada uno un personaje, un estilo, un gesto. Varios de ellos/as incidieron, con pequeños comentarios o actitudes, en la construcción de mi visión ante el arte, la creación e incluso la vida. Recuerdo que me cargaba usar blusa y jumper y que fui feliz cuando, en la media, pude usar pantalón y polerita de piqué. Buen recuerdo aquél.
¿En qué te aportó el colegio a ser quien eres hoy?
Creo que el SJVA es un colegio que me transmitió una conciencia social importante, a partir de diferentes experiencias de ayuda social y de trabajo en equipo para el desarrollo de diversas actividades. Además del valor y el respeto hacia la vida, partiendo por nuestro entorno y la naturaleza que nos rodea. Creo que del SJVA han salido mujeres muy power. Con mucha garra, con mucha convicción en sus quehaceres. Eso dice algo también respecto a la visión de género que nos dejó, quizá indirectamente, el colegio.